Ondas de Curación

Delia Corahua celebra siete años de estar libre de cáncer

Delia Corahua Headshot

Delia Corahua, de 65 años, creció cerca del océano Pacífico, en Pisco, Perú. Sus ojos se iluminan cuando habla del olor salado de la brisa marina y el sonido relajante de las olas en la costa.

Cuando Delia emigró a los Estados Unidos hace más de 14 años, dejó atrás el océano y la mayor parte de su familia. Se quedó brevemente en Tennessee y Missouri, y luego decidió hacer de Overland Park, Kansas, su hogar. A Delia le gusta la gente amable y el ritmo tranquilo en esta parte del país.

En 2010, Delia descubrió otra ventaja de vivir aquí: The University of Kansas Cancer Center, uno de los 69 centros designados a nivel nacional para el cáncer por el Instituto Nacional del Cáncer.

Autoexamen y autodefensa

A los 58 años, Delia sintió un bulto en el seno izquierdo y lo informó a un médico en una clínica local. Él le aseguró que no había nada de qué preocuparse. Varios meses después, Delia fue a otro centro de atención de salud y solicitó una mamografía y un ultrasonido. Efectivamente, sus escaneos revelaron un tumor..

“Quedas en estado de shock cuando un médico te dice que tienes cáncer. No sabía qué hacer” recuerda Delia. “Mi cuñada me dijo que hiciera una cita en The University of Kansas Cancer Center.”

Delia no tenía idea de que vivía tan cerca de un centro de cáncer reconocido a nivel nacional. Ella siguió el consejo de su cuñada e hizo una cita con la Dra. Carol Connor y después con el oncólogo Qamar Khan, MD.

Cuidado integral

“Un diagnóstico de cáncer a menudo es el evento más estresante en la vida de una mujer”, dice el Dr. Khan. “Es por eso que contamos con enfermeras navegantes, nutricionistas, especialistas en linfedema y trabajadores sociales que responden preguntas, resuelven problemas y manejan los efectos secundarios en cada paso del camino”.

Delia tenía cáncer de mama invasivo, receptor positivo de estrógeno. El Dr. Khan le inició quimioterapia para reducir el tumor. Una vez que se redujo el tamaño del tumor, Delia se sometió a una cirugía para extirpar el bulto y varios ganglios linfáticos de su brazo.

“Los doctores y enfermeras fueron muy amables”, dice ella. “Me ayudaron mucho cuando estaba en el hospital”. El equipo clínico trajo un intérprete durante la parte más desafiante del tratamiento de Delia. Querían asegurarse de que ella entendiera todos los detalles de su cuidado.

Después de la cirugía, Delia técnicamente estaba libre de cáncer. Sin embargo, el Dr. Khan recomendó radiación cerca del sitio de la cirugía como una medida adicional de seguridad, además de terapia hormonal a largo plazo.

“En el pasado, recetábamos una píldora hormonal diaria como el tamoxifeno por solo cinco años”, explica el Dr. Khan. “Pero nuevos estudios sugieren un riesgo constante de recurrencia del cáncer de mama hasta 20 años después del primer diagnóstico. Por eso, hoy, recomendamos encarecidamente a las pacientes que tomen una píldora hormonal diaria durante 10 años. Posteriormente, las observamos estrechamente por otros 10 años más”.

Inteligencia del sobreviviente

Cuando Delia reflexiona sobre su trayectoria contra el cáncer, reconoce que el año 2010 fue difícil. “Pero cada año desde entonces, he logrado estar un poco mejor, un poco más fuerte. Me cuido mucho.”

Delia alienta a todos a cuidar bien de sí mismos, “No tenga miedo. Hágase una mamografía o un ultrasonido. Si hay un problema, vaya a The University of Kansas Cancer Center. Ellos tienen los mejores doctores. Entonces, rece.”

Una vez que completó su recuperación, Delia no podía esperar para visitar Perú. En el verano de 2011, pasó dos semanas en Pisco rodeada del cálido abrazo de su familia. Y, por supuesto, se reconectó con un amigo muy especial: el océano.


Request an Appointment

913-588-1227


Toll-Free

844-323-1227